Domingo 24 Septiembre 2017
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

Una oportunidad para el que menos tiene

b_150_100_16777215_00_images_graficablogfernando12_02.jpg

De cada 100 paraguayos, 22 son pobres. Esto quiere decir que un porcentaje importante de la población no tiene acceso a las necesidades básicas y no puede cubrir lo que el Índice de Desarrollo Humano reconoce como derechos fundamentales para llevar una vida digna.

Según los últimos datos oficiales, correspondientes a 2015 de la Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos (DGEEC), en el país vivimos unos 7 millones de paraguayos. De este total, existen 1,5 millones de personas que se encuentran en situación de pobreza, equivalente al 22,24% de la población.

Si comparo la cantidad de personas en situación de pobreza de los últimos tres años, puedo decir que existe una leve disminución, bajando del 23,81% en el 2013 al 22,24% en el 2015 (disminución de 1,57%). En otras palabras, que unas 54.500 personas han podido salir de la situación de pobreza durante el periodo mencionado. En el siguiente gráfico podemos observar la evolución de la población total y de la población pobre del Paraguay:

b_150_100_16777215_00_images_graficablogfernando12_01.jpg

Fuente: Elaboración propia con datos de la DGEEC. Encuesta Permanente de Hogares 2013-2015

La cantidad de niños y adolescentes menores a 18 años que viven en situación de pobreza es de 741.401, lo que representa al 48% de toda la población pobre del país. Esto me lleva a pensar que estamos ante generaciones enteras que ya han perdido la posibilidad de ser generadores de cambio en la sociedad, ya que se vieron expuestos a desnutrición y factores estructurales que los podría dejar fuera de carrera a nivel regional. Al realizar una comparación de la evolución de los últimos 3 años, podemos decir que la situación es levemente favorable, ya que 43.500 niños y adolescentes pudieron salir de la situación de pobreza.

De cada 100 hogares pobres, en 86 hogares viven niños y adolescentes menores a 18 años de edad.

“Creo que mucho va cambiar, si es que se lleva en cuenta muchas de las cosas que pedimos”, dice Lourdes Vera madre de 3 hijos participante del Programa Tekoporã luego del encuentro de consultas en el marco del Proyecto Ñañomoirũ que busca mejorar el sistema de acceso a los beneficios del programa.

Una lucha que es de todos

Para reducir la pobreza existente en nuestro país, el Gobierno está afrontando, a través de los distintos Organismos y Entidades del Estado (OEE), un conjunto de acciones de lucha contra la pobreza; de hecho es uno de los objetivos estratégicos de la administración actual.

Una de las acciones más importantes es la implementación del Programa “Tekoporã, que en nuestro idioma guaraní significa “Vivir Bien”. El Programa Tekoporã es un programa emblemático del Gobierno y tiene como objetivo principal cortar la transmisión intergeneracional de la pobreza, mejorando la calidad de vida de la población en situación de pobreza y vulnerabilidad, a través del apoyo en el ejercicio de los derechos en alimentación, salud y educación, enfocados especialmente en los niños, adolescentes y mujeres pertenecientes a las familias pobres del Paraguay.

Tekoporã cuenta con dos componentes:

Acompañamiento familiar y comunitario: Realizado por los Guías Familiares que realizan visitas a los hogares para apoyar y facilitar el cumplimiento de las corresponsabilidades en salud y educación.

Transferencias Monetarias con Corresponsabilidad (TMC): Que consiste en un subsidio financiero directo del Estado a las familias beneficiarias.

Tekoporã está siendo implementado por la Secretaría de Acción Social (SAS) desde el año 2005. En este sentido, es importante destacar que los últimos años la cobertura ha aumentado sustancialmente, pasando de 88.000 familias beneficiarias en el 2015 a 141.306 familias en la actualidad, lo que significó un incremento del 61%.

b_150_100_16777215_00_images_graficablogfernando12_03.jpg

Para ampliar y mejorar el Programa Tekoporã se encuentra en plena vigencia el Proyecto Ñañomoirũ que significa “Todos juntos”. El Proyecto Ñañomoirũ tiene como objetivo instalar un modelo de alianza entre la Sociedad Civil y el Gobierno para una implementación eficiente, transparente y socialmente responsable del Programa Tekoporã. Cabe destacar, que el Proyecto Ñañomoirũ es la primera experiencia de implementación de la Auditoría Social en el Paraguay.

Ñañomoirũ recoge información basada en evidencia, a partir de la experiencia de las familias beneficiarias, mediante la implementación de tres herramientas de Auditoría Social: Libreta de Calificación Ciudadana (LCC)[1], Reporte Comunitario (RC)[2] y el Tablero de Monitoreo y Mejora continua[3]. El proyecto de Auditoría Social al Programa Tekoporã es aplicado en 5 distritos de 4 departamentos del país. (Yrybucuá y Gral. Aquino-Dpto. San Pedro; Gral. H. Morínigo-Dpto. Caazapá; Santa Rosa-Dpto. Misiones y Curuguaty-Dpto. Canindeyú)

“La educación y la salud es lo principal, queremos cambiar la forma de vivir en la familia, cuando cobramos en Tekoporã, el cambio es en educación y alimento”, afirma Carmen Ester de Vernal  Benítez, madre de 4 hijos.

Este es el cambio que queremos, dando oportunidades a los que menos tienen.

Más Información en: www.auditoriasocial.org.py


[1] Libreta de Calificación Ciudadana (LCC): Herramienta cuantitativa de Auditoría Social donde las familias califican los servicios de salud y educación vinculados con Tekoporã.

[2] Reporte Comunitario (RC): Herramienta cualitativa de Auditoría Social, donde se monitorean y analizan los principales aspectos a ser mejorados a nivel local y que fueron identificados en la LCC. Incluye la elaboración de los planes locales de acción de manera conjunta. De esta manera se pretende alcanzar los objetivos de Tekoporã, promoviendo al mismo tiempo una opinión pública informada y basada en evidencia.

[3] Tablero de Monitoreo y Mejora Continua: Herramienta tecnológica (Software)que tiene por objetivo constituirse en una plataforma de acceso, presentación y administración de la información resultante de la aplicación de las dos herramientas de Auditoría Social (LCC y RC) además de otras fuentes de información proveídas por las instituciones directamente involucradas a Tekoporã.

A través de estas herramientas se busca generar el conocimiento necesario para que la SAS y las instituciones públicas directamente involucradas a Tekoporã (Ministerio de Salud y de Educación) puedan ampliar las posibilidades de mejorar el programa, a partir de la información basada en evidencia.

Para nosotros, el primer año de implementación de Ñañomoirũ (2015) fue de aprendizaje y fortalecimiento de las alianzas con las instituciones directamente involucradas a Tekoporã. A partir del segundo año (2016), se ha logrado recoger información sobre la experiencia de las familias beneficiarias del Programa Tekoporã, a través de la implementación de la primera ronda de la LCC y cuyos resultados son analizados y monitoreados tanto a nivel central como a nivel local, para que a partir de la información basada en evidencia, mejore el programa y la oferta de los servicios de Educación y Salud relacionados a las corresponsabilidades de las familias.

b_150_100_16777215_00_images_fer.jpg

Autor:

José Fernando Ibarra Montiel

Economista

Coordinador General del Proyecto Ñañomoirũ

 

Noticias

  • 1
  • 2
  • 3

Actividades de Auditoría Social

  • 1
  • 2

Noticias Tekoporã

  • 1
  • 2

bannerlaterar32

bannerlaterar33

DMC Firewall is a Joomla Security extension!