Domingo 24 Septiembre 2017

Herramientas

  • 1
  • 2

¿Qué es el Reporte Comunitario?

El Reporte Comunitario es una de las tres herramientas de auditoría social contempladas en el Proyecto Ñañomoirũ y constituye una herramienta de monitoreo participativo que realizan las familias participantes del programa Tekoporã y los proveedores de servicios públicos para la mejora de los servicios a nivel local. 

Esta herramienta utiliza una metodología denominada "grupos focales" que consiste en reuniones guiadas en las cuales se analiza la situación con respecto a la calidad de los servicios, tanto desde la perspectiva del oferente como del receptor.

El Reporte Comunitario recoge información, sobre la gestión de los servicios a nivel local, enfocándose en identificar los problemas o situaciones positivas encontrados por las familias participantes del programa Tekoporã al momento de utilizar los servicios, incluyendo aquellos vinculados a las corresponsabilidades en salud y educación. También permite que los proveedores de los servicios públicos identifiquen los problemas de gestión y cuellos de botellas que afectan su desempeño adecuado y puedan buscar soluciones viables de manera colaborativa. Esta herramienta permite el acuerdo de acciones de corto y mediano plazo que solucionen los problemas a nivel local, a través de la elaboración participativa de un Plan de Acción y la conformación de un Comité de Seguimiento al cumplimiento de las metas.

¿Cuáles son sus objetivos?

El Reporte Comunitario, así como las otras herramientas de auditoría social, que se desarrollan en el marco del proyecto Ñañomoirũ, tiene como objetivo desarrollar un modelo asociativo entre sociedad civil y gobierno para una implementación más transparente y socialmente responsable del Programa Tekoporã.

Para lograrlo, el proyecto aplicará tres herramientas de auditoría social: la Libreta de Calificación Ciudadana (LCC), el Reporte Comunitario (RC) y el Tablero de Monitoreo y Mejora Continua, para obtener información directa de parte de los beneficiarios y los ejecutores del Programa sobre la calidad de la entrega de los servicios, tanto del programa como de los servicios asociados. La información será utilizada para mejorar la gestión del Programa, llevar a cabo acuerdos institucionales para mejorar la coordinación entre la Secretaría de Acción Social, el Ministerio de Educación y el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, y obtener la atención y el apoyo de la opinión pública para el Programa.

Beneficios de la herramienta.

Beneficios para los usuarios de los servicios:

  • Promueve la resolución de problemas a nivel local
  • Empodera a los usuarios de servicios al darles la oportunidad de proveer retroalimentación directa a los proveedores de servicios.
  • Crea un método de canalización, a través del cual las opciones de los usuarios de servicios pueden llegar a los prestadores de servicios de manera oportuna.
  • Promueve la rendición de cuentas por parte de los prestadores de servicios al recibir las opiniones de los usuarios de servicios de una manera difícil de ignorar.
  • Monitorea los activos y/o el gasto de los servicios proveídos.
  • Genera criterios de referencia para medir rendimiento, que pueden ser utilizados en decisiones presupuestarias o de asignación de recursos.
  • Monitorea las percepciones de los usuarios respecto a la calidad del servicio proveído.
  • Compara el rendimiento entre municipios, zonas geográficas, etc.
  • Reduce la corrupción a mejorar la vigilancia.
  • Mejora el rendimiento de la prestación de servicios al permitirle enfocarse en el cliente/usuario.

Beneficios para los prestadores de servicios:

El Reporte Comunitario cuenta con 5 fases para su implementación:

Fase 1: Planificación y preparación general de la implementación:

  • Elaboración de un mapeo social con información sobre la oferta de servicios en educación existente en el área geográfica determinada por el proyecto. Se podrá utilizar como insumo el Informe de los resultados de la aplicación de la LCC, entrevistas con actores claves y otras fuentes de información.
  • Identificar y convocar a los actores que participarán de los grupos focales del área geográfica determinada por el proyecto.
  • Definir la cantidad de grupos focales y de actores que participarán en los Reportes:
  • Definir y gestionar, en coordinación con los técnicos del MEC, la logística para la implementación de los Reportes Comunitarios: gestionar el local para las reuniones de grupos focales, proveer los materiales a ser utilizados, proveer el refrigerio para los participantes, llevar a cabo la convocatoria a las personas que participarán de los grupos focales, entre otros.
  • Elaborar preguntas guías/disparadoras, utilizando como insumo los resultados obtenidos de la herramienta de auditoría social “Libreta de Calificación Ciudadana” (LCC)

 Fase 2: Implementación del Reporte Comunitario con los beneficiarios/usuarios del servicio:

  • Llevar a cabo los grupos focales con los usuarios del servicio, aplicando una agenda de reunión.
  • Elaborar una matriz de indicadores sistematizando la información obtenida durante el grupo focal con los usuarios del servicio (consolidando la opinión de los diferentes participantes), para el monitoreo de datos.
  • Validar con los participantes la matriz de indicadores elaborada.

 Fase 3: Implementación del Reporte Comunitario con los proveedores de servicios: autoevaluación de la oferta.

  • Llevar a cabo los grupos focales con los proveedores del servicio, aplicando una agenda de reunión.
  • Elaborar una matriz de indicadores sistematizando la información obtenida durante el grupo focal con los proveedores del servicio (consolidando la opinión de los diferentes participantes), para el monitoreo de datos.
  • Validar con los participantes la matriz de indicadores elaborada.

Fase 4: Reunión de interfase entre los usuarios y los proveedores del servicio:

  • Llevar a cabo el grupo focal con los usuarios y los proveedores del servicio contemplando las siguientes tareas:
  • Explicar los objetivos del encuentro.
  • Realizar la presentación de matriz consolidada (resultados de la fase 2 y 3) de indicadores, razones y sugerencias de mejora por parte de los representantes de usuarios y proveedores. Generar el diálogo abierto.
  • Elaborar un Plan de Acción y conformar el Comité de Seguimiento.
  • Explicar e informar a los participantes del grupo focal, que los indicadores de la matriz consensuada en esta etapa de interfase serán monitoreadas de manera continua, en donde se volverá a coordinar los grupos y recolectar las informaciones sobre los indicadores definidos con el fin de evaluar los avances de los mismos.

Fase 5: Seguimiento e institucionalización:

  • Elaboración del Informe de Resultados de los trabajos realizados en el Reporte Comunitario.
  • Ejecución del Plan de monitoreo y seguimiento, para lo cual se deberá mantener un contacto permanente con el Comité conformado para el monitoreo y seguimiento del Plan de Acción elaborado. Para la implementación del Plan de Monitoreo se deberán definir la cantidad necesaria y llevar a cabo grupos focales de repetición del Reporte Comunitario, calificando la evolución de cada uno de los indicadores establecidos en el Plan de Acción.
  • El Reporte Comunitario utilizará como insumo los resultados de la aplicación de la LCC. Esta última es otra de las herramientas de auditoría social implementada por el Proyecto Ñañomoirũ, que tiene como principal objetivo brindar información confiable a los proveedores públicos sobre la calidad de los bienes y servicios que ofrecen, desde la perspectiva de los mismos usuarios, para que éstos puedan exigir mayor calidad en los bienes y servicios que reciben del estado y contribuir así a la mejora de las prestaciones. La LCC aporta información cuantitativa sobre las calificaciones que dan las familias participantes del Tekoporã a partir de sus propias experiencias, sobre el Programa y los servicios de salud y educación.
  • Por lo tanto, el Reporte Comunitario apunta a profundizar sobre los desafíos identificados a partir de las calificaciones que dieron los participantes al momento de la aplicación de la LCC. Los usuarios y los proveedores de los servicios buscarán soluciones viables en forma colaborativa que se plasmarán en un Plan de Acción de mejora para los mismos.
  • Este Plan también formará parte del Tablero de Mejora Continua que constituye la tercera herramienta de auditoría social implementada por el Proyecto Ñañomoirũ. Se trata de un sistema informatizado que contendrá los Planes de Acción comunitarios y las Metas de Mejora Continua del Tekoporã y los servicios públicos de salud y educación, para cada uno de los cinco distritos. Dichos Planes y Metas se establecerían a partir de los resultados de la LCC y el Reporte Comunitario.

 

Vídeo y Streaming

bannerlaterar33

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd