Sábado 21 Octubre 2017

La tragedia del no aprendizaje

Semanas atrás, el Banco Mundial presentaba un Informe sobre el Desarrollo Mundial y hacía referencia a la crisis global de aprendizaje en la educación.

Como nunca antes en la historia de la humanidad, hemos logrado que una gran mayoría de personas acudan a la escuela primaria y secundaria en todo el mundo.

En todos los países hay más gente en los locales educativos, lo cual es una buena noticia en términos de cobertura –particularmente para los países en desarrollo y con bajos niveles de ingresos–, pero no aprenden lo que deberían aprender en sus respectivos niveles y edades.

En el Paraguay, estamos viviendo exactamente la misma situación, luego de dos décadas de enormes esfuerzos para aumentar la cantidad de estudiantes dentro del sistema, vemos serios déficits en términos de aprendizajes.

A nivel internacional, la prueba estandarizada que más ampliamente se utiliza para medir de forma comparable el aprendizaje en matemáticas, comprensión lectora y ciencias en jóvenes de 15 años se denomina PISA y se realiza desde el año 2000 cada tres años. Hasta la última evaluación, Paraguay ha decidido no participar de dicha prueba internacional, pero lo hará a partir del 2018, lo cual es una excelente decisión.

Sin embargo, nuestro país sí ha participado en otra prueba regional que evalúa en las mismas disciplinas mencionadas (solo que en este caso a chicos de tercer y sexto grado de primaria) a unos 15 países latinoamericanos. Las dos últimas se realizaron en el año 2006 y 2013, y en ambos casos los resultados para nuestro país han sido decepcionantes.

Básicamente los resultados indican que, en promedio, el 80% de los estudiantes paraguayos se ubican en un rango de NO aprendizaje para la edad que tienen. En matemáticas, en realidad se llega a un 90% y en lectura estamos un poco mejor, pues "solo" el 75% aproximadamente no logra el nivel adecuado de aprendizaje que se esperaría.

Otro dato preocupante es que cuando se comparan los resultados del 2006 vs. el 2013 en realidad hemos empeorado en el promedio general. Terminamos en el penúltimo lugar de la tabla, solo por delante de República Dominicana.

Finalmente, a nivel local, en nuestro país también tenemos un sistema de evaluación del aprendizaje en función a la curricula nacional denominado SNEPE. Los últimos resultados disponibles ya datan del año 2012, pero de vuelta nos muestran que alrededor del 80% de los estudiantes NO aprenden lo que deberían.

En el año 2015 se ha realizado otra prueba SNEPE y ahora ya a nivel censal; es decir, a todos los estudiantes, pero los resultados aún no están disponibles para su análisis público. De todas maneras, nada parece hacernos suponer que podamos tener resultados muy diferentes a los mencionados.

En fin, estos datos nos muestran la gravedad de la situación, particularmente para aquellas personas que provienen de familias de ingresos bajos y que asisten a instituciones educativas públicas. Una enorme fuente de inequidad que se va construyendo a partir del propio Estado.

Esto tampoco significa que las instituciones privadas sean precisamente excelentes (con la última evaluación del 2015 mencionada podremos hacer las comparaciones pertinentes), pero claramente las familias de mayores ingresos siempre tendrán la oportunidad de mejorar las condiciones de aprendizajes de sus hijos con diversas estrategias.

No olvidemos que nuestro sistema educativo –sin considerar siquiera la educación superior– le cuesta a la sociedad paraguaya alrededor de 1.000 millones de dólares por año (cerca del 4% del PIB) con los resultados que estamos mencionando.

Nos encontramos por lo tanto ante una verdadera tragedia de enormes y negativas consecuencias para nuestra sociedad si no cambiamos de manera bastante radical el rumbo de nuestra educación.

Se trata de una tarea compleja que merece una acción colectiva basada en un verdadero pacto social por la educación.

Para que esto ocurra el liderazgo político será fundamental. Y es una cuestión que debemos reclamar con firmeza al próximo presidente de la República y a todo su Gobierno.

 

-Articulo de: Yan Speranza, presidente del Club de Ejecutivos.

-Foto: ea.com.py 

Fuente: http://www.ultimahora.com/la-tragedia-del-no-aprendizaje-n1112039.html

bannerlaterar32

Vídeo y Streaming

bannerlaterar33

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd